jueves, 8 de noviembre de 2012

Comunicado de la Delegación de Alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid


COMUNICADO DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA DAFMUAM EN RELACIÓN CON LAS MEDIDAS QUE PROPONE EL GOBIERNO DE LA COMUNIDAD DE MADRID CON RESPECTO AL CAMBIO DE ESTRUCTURA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO LA PRINCESA PARA EL AÑO 2013

La Delegación de Alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (DAFMUAM), en Asamblea General Extraordinaria celebrada el 6 de noviembre de 2012 y en relación con las medidas que quiere poner en marcha la Comunidad de Madrid con respecto al cambio estructural referente al Hospital Universitario de La Princesa (HLPR), acuerda emitir el siguiente comunicado:

La DAFMUAM quiere poner de manifiesto, a la comunidad universitaria en particular y a la sociedad en general, su compromiso con un modelo de universidad y sanidad pública orientada a la continua mejora de la docencia, la investigación, la transferencia, la innovación y la asistencia sanitaria. Creemos que nuestra sociedad debe preservar y fortalecer la sanidad y la educación como pilares fundamentales para afrontar los retos sociales y económicos de nuestro país desde una perspectiva global y en una situación de crisis como la actual.

El contexto de crisis y las dificultades existentes suponen una oportunidad para el trabajo en común en mejorar la eficiencia de los servicios públicos. Sin embargo, la crisis no debe ser un mero pretexto para un cambio de modelo que implique deshacer los avances obtenidos en la prestación de servicios públicos en nuestra sociedad, como la cohesión social y la equidad en el acceso a una prestación sanitaria de calidad.
En este marco expresamos nuestra oposición al Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid para el año 2013 donde figura la transformación del HLPR en un centro especializado en la atención a personas mayores. Manifestamos nuestro rotundo rechazo tanto al procedimiento de elaboración como a los argumentos empleados en su defensa, que claramente indican un desconocimiento del funcionamiento del HLPR.

Como futuros profesionales de ciencias de la salud, consideramos que este centro superespecializado en el anciano no supondrá una mejora en la calidad asistencial del Servicio Madrileño de Salud, sino todo lo contrario. La alta especialización que quiere ofrecer pasa por hacer desaparecer varios servicios clínicos altamente especializados (Neurocirugía, Cirugía Maxilofacial, Cirugía Torácica o Cirugía Cardiaca), en los que la Comunidad ha invertido importantes cantidades de dinero y que ya atienden a todos los pacientes independientemente de su edad. Por otro lado, consideramos que la creación de un nuevo modelo de Hospital como el que propone la Comunidad de Madrid a expensas de un hospital de tercer nivel no puede realizarse en los plazos impuestos.

Estas medidas harían que el HLPR deje de ser un hospital de referencia de tercer nivel para el área ya que los pacientes, por ejemplo, no podrían acudir a Urgencias por su inminente cierre ni ser remitidos desde sus centros de salud para ser atendidos en el mismo, con el efecto directo que supondría en la salud de estos pacientes al tener que desplazarse a hospitales más lejanos y ya saturados como son el Hospital Clínico San Carlos y el Hospital Universitario Gregorio Marañón, con la discriminación que esto conlleva. Aún con la redistribución del personal del hospital y la existencia del área única, es predecible que se perdiera la continuidad asistencial existente de todos los pacientes que en este momento están siendo tratados o reciben seguimiento en el HLPR y se viera tremendamente afectada la Investigación del HLPR desapareciendo la actividad desarrollada por el Instituto de Investigación del centro.

Este cambio estructural tendría como principal repercusión para los estudiantes de la UAM la pérdida de la capacidad universitaria del Hospital, sello de calidad y de compromiso con el futura de cualquier institución sanitaria.

La docencia de estudiantes de Medicina en el HLPR viene siendo impartida desde el año 1975 en el marco de las cuatro Unidades Clínicas Docentes adscritas a la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. La alta calidad de la formación que imparte este centro es uno de los factores responsables de que estos estudiantes se coloquen año tras año entre las primeras posiciones del examen MIR, prueba común para todos los egresados en Medicina del territorio español. En este hospital las prácticas comienzan paulatinamente desde 2º curso llegando a ser su centro docente exclusivo en 4º, donde tanto las clases teóricas y seminarios como las prácticas se desarrollan en su totalidad. Además, cada curso académico, cerca de 80 estudiantes de enfermería realizan sus prácticas clínicas en esta Unidad Docente. La dedicación de los docentes de este Hospital siempre ha traspasado las fronteras de sus contratos, ampliando con multitud de talleres y actividades complementarias no remuneradas que dotan de habilidades completamente necesarias para un médico a los futuros responsables de la calidad asistencial.

Consideramos la pérdida de esta Unidad Docente como algo inadmisible por parte de la UAM. De hecho, el colectivo estudiantil desconoce dónde desarrollarían sus estudios. El hecho de que el proyecto de presupuestos no haga ninguna referencia al carácter universitario del hospital y que desde la Comunidad no se haya indicado cuál es el futuro de su relación con la UAM, demuestra la falta de responsabilidad y conocimiento con la que la Comunidad ha abordado este problema. La paulatina masificación de las aulas de los últimos cursos, en combinación con la saturación del resto de Hospitales de la red sanitaria pública de la Comunidad, hace inviable el futuro de la Facultad con las otras 3 Unidades Docentes de las que disponemos; con la consiguiente deficiencia de la calidad de la docencia. Consideramos además que la subida de tasas de los últimos años, especialmente la devastadora subida del curso 2012-2013, lejos de traducirse en una mejora de nuestra docencia se refleja en una merma de la misma, aparte de la exclusión social que ha supuesto para muchos de los miembros de nuestra Facultad.

Esta incertidumbre por nuestro futuro viene dada por la forma en la que la decisión ha sido tomada. Una decisión tomada unilateralmente por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid sin consultar ni informar ni a la UAM ni al HLPR.

Por todo lo mencionado y desconociendo la justificación de esta precipitada y arbitraria medida, nos pronunciamos en contra de la forma y el fondo de la decisión tomada, entendiendo que afecta a la calidad asistencial, a la investigación y a la docencia llevada a cabo en el Hospital y que en este momento de crisis supone un despilfarro de recursos económicos y humanos que la propia Comunidad de Madrid ha invertido en el HLPR.

Madrid, 6 de noviembre de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.