martes, 6 de noviembre de 2012

La Princesa Hospital de Alta Especialización : Cardiología excelente

Como parte integrante de uno de los servicios pioneros de la Cirugía Cardiaca en nuestro país, fundado por el Dr. Ernesto Castro Fariñas surgió el embrión que permitiría fundar el Servicio de Cardiología del Hospital de la Princesa. Entre los hitos del Sº de Cirugía Cardiaca del Hospital de la Princesa destacar que fue el primer centro de nuestro país donde se implantó por primera vez un marcapaso cardiaco y también donde se llevaron a cabo ensayos experimentales animales que permitirían en 1961 llevar a cabo en España la primera intervención con éxito, a corazón abierto, con asistencia de circulación extracorpórea.

El Grupo de Cardiología nació en la década de los 60, tras su segregación del Servicio de Cirugía Cardiaca en 1972. Desde sus orígenes se inicia la formación en la especialidad de Médicos Internos y en 1974 comienza la docencia postgrado por vía MIR en Cardiología, habiéndose formado en nuestro hospital más de 30 residentes en esta especialidad.

La mayor parte del volumen asistencial de pacientes ingresados en nuestro Servicio se produce en pacientes con síndromes coronarios agudos, (sin elevación del ST o con infartos agudos de miocardio transmurales), siendo nuestro servicio uno de los primeros en volumen de casos y resultados de la Comunidad de Madrid tanto en número y resultados de angioplastias programadas como en el tratamiento con reperfusión de pacientes durante la fase aguda del infarto agudo de miocardio (angioplastia primaria).

Puede verse que con los datos disponibles, referentes al año 2010, con los 8 hospitales que participaron en el Código Infarto, para el tratamiento optimo del Infarto Agudo de Miocardio, nuestro hospital La Princesa, es el hospital de Madrid que más se aproxima a los estándares europeos para el tratamiento del Infarto: más revascularización en términos absolutos y relativos. En la fase aguda del infarto de miocardio (IAM) La Princesa se sitúa entre las 2 primeros centros de Madrid, sólo la Paz en 2010 con una sala de hemodinámica más, un área más grande, más camas de cuidados coronarios y un hemodinamista más eso si, hizo 3 angioplastias más que la Princesa en 2010. Como puede desprenderse de los datos, la eficiencia de la Princesa en el código infarto de la Comunidad de Madrid es superior, en términos absolutos y relativos, a la de cualquier otro hospital que participa en este programa, ya que hospitales con más recursos humanos y materiales atendieron a menos pacientes.




El Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de La Princesa tiene como objetivos la ASISTENCIA  a los pacientes con patología cardiovascular de la Comunidad de Madrid, la DOCENCIA de pregrado y postgrado en Cardiología, en el ámbito de la Universidad Autónoma de Madrid y la INVESTIGACION. La Misión del Servicio de Cardiología se alineaban con la Misión del Servicio Madrileño de Salud y del Modelo de Gestión Clínica es mejorar la atención sanitaria que  se presta a los ciudadanos, aplicando criterios de calidad asistencial y eficiencia presupuestaria. 

La complejidad atendida por el Hospital de La Princesa en promedio, en todas sus divisiones médicas y quirúrgicas, con 2,35 de Peso Medio, es la mayor entre los más de 30 hospitales de la Comunidad de Madrid.

Entre las características de la población atendida en el Hospital de La Princesa, presenta una distribución demográfica de las más envejecidas de Madrid, lo cual se asocia a mayor complejidad, el Peso Medio del GRD de los pacientes atendidos en su Unidad Coronaria en 2012 fue de 3,13 con una estancia media de 4,1 días, un IEMA (índice de estancia media ajustado) de 0,64 y una mortalidad de 2,1%, parámetros difícil de igualar por ningún otro centro de la comunidad o del país. Sin embargo nunca se han establecido criterios de discriminación por edad, sin que ello haya supuesto disminución en los parámetros de eficiencia. Lo que si se produciría, si se lleva a cabo el desmantelamiento actual propuesto por la consejería sería una paradójica discriminación por la edad en otros grupos de edad inferior menor a 75 años que ya no serían tratados por nosotros, y sin embargo trataríamos a población de mayor edad, pero sin la posibilidad de aplicar los tratamientos ideales, que son el objetivo de los planes estratégicos nacionales y de iniciativas internacionales en la UE (como stent for life) que pretenden conseguir más número de pacientes con infarto agudo de miocardio reperfundidos y en menor tiempo para lograr una menor mortalidad e invalidez derivada (insuficiencia cardiaca, muerte súbita, angina de pecho).
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.